Podemos Granada pide que se devuelva la dignidad al personal municipal y se adecúe su organización a las nuevas necesidades

Una vez más, el Pleno del Ayuntamiento en su debate sobre el estado de la ciudad pasó de puntillas sobre el tema del personal municipal. Los más de 2.100 empleados municipales fueron, una vez más, los convidados de piedra de un debate que ha marcado el comienzo de la campaña electoral para las elecciones de mayo de 2019.
Los gastos de personal en el Ayuntamiento de Granada suponen cerca del 40% de su presupuesto total; esto es, más de cien millones de euros anuales. Una organización que gasta esa porción de su presupuesto en personal y no dedica ni unos minutos para hablar del tema en su debate sobre la ciudad es un organización que seguramente oculta algo preocupante.
El caso es que los medios de comunicación locales se hacen eco de vez en cuando del personal municipal y de su organización: el presidente de una asociación de vecinos, “colocado” en su día como trabajador municipal, es detenido por cultivar marihuana en la sede de la asociación; un jefe de la Policía Local es imputado por acoso laboral; unas oposiciones en la misma Policía Local se anulan tras la filtración de las respuestas; numerosas sentencias han anulado procesos selectivos, tanto de oposiciones como de concursos de movilidad interna, incluyendo las recientes anulaciones de una oposición para cuatro plazas de Técnico Superior y del concurso de méritos para la provisión de tres puestos de Responsable Deportivo; una sentencia del TSJA condena la práctica municipal habitual para la provisión temporal de las jefaturas de servicio; y, en fin, tenemos el caso de los empleados en EMUCESA que nadie ha visto sentarse en su puesto de trabajo y los de tantos jefes y jefecillos contratados para pagar deudas de los partidos, habiendo personal municipal competente.
Mientras Granada se informa de todo esto por los medios, mientras Granada recibe los ecos de la insidiosa campaña de muchos años contra lo público y contra los empleados públicos, no se puede ocultar que los empleados municipales están quemados; han perdido la esperanza de que alguna vez alguien se acuerde de ellos y les devuelva la posibilidad de encontrar sentido a su trabajo.
Cuarenta años de bipartidismo tienen mucho que ver con esta francamente mejorable situación de los funcionarios municipales. Cuarenta años de gobiernos del PP y del PSOE han politizado la vida administrativa municipal hasta extremos insospechados, creando un sistema perverso de clientelismo dentro de la administración municipal. Ese sistema clientelar es el que ha despojado a los empleados municipales del orgullo por el servicio público. Esto es lo que el Debate de la Ciudad oculta, una y otra vez.
Podemos Granada entiende que es necesario despolitizar la organización municipal, en el sentido de la palabra “politizar” que hace referencia a la dependencia partidista. Podemos Granada quiere hacer llegar a los empleados municipales su compromiso de “no hacer lo mismo” que el bipartidismo PP-PSOE una vez que gobierne el Ayuntamiento dentro de unos meses. Podemos Granada piensa ya en un diseño organizativo de futuro en relación con el personal del Ayuntamiento que devuelva a este el orgullo del servicio público.

Deja un comentario

Finalidad:  Dejar un comentario en la web

Legitimación: Tu consentimiento
Destino: Tus datos se guardan en los servidores donde esta alojada esta web

Derecho: Podrás ejercer tu derecho a acceder, modificar o eliminar tus datos