¿El regreso a la rutina?

Después de un mes de agosto fantasmal en las dependencias del Ayuntamiento de Granada, donde lo más interesante eran las luces de los pasillos apagándose y encendiéndose a su antojo, se ve entrar por las puertas un desfile de concejales con las caras abatidas por una vuelta que, como ellos y ellas bien saben, va a ser una antesala de las elecciones. Como ya los granadinos hemos podido observar en los últimos plenos, los grupos municipales están en precampaña y piensan menos en mejorar la calidad de nuestra ciudad para la ciudadanía que en sacar los trapos nada limpios de los demás con un afán de mantener sus sillones.
Siempre se dice que las segundas partes nunca fueron buenas. En este caso es algo completamente cierto: empezamos septiembre con acusaciones en los diarios. La portavoz del PP se queja de que el Sr. Cuenca tuviera la desfachatez de opinar sobre los demás ediles en el debate de la ciudad el mes de julio cuando unos días antes el juzgado nº 6 de Sevilla había dictado un auto rechazando la solicitud realizada por el mismo Cuenca de sobreseimiento de la causa judicial en que se le investiga. Pero donde las dan las toman: unos días después el Sr. Baldomero Oliver respondía, también en los medios, que consideraba “inaceptable” que un candidato a la Alcaldía de Granada “sea un tramposo”, tras la sentencia que deja sin efecto el congreso provincial del PP.
Esta es ahora mismo la clase política que nos representa en nuestra ciudad: dos candidatos de los partidos del viejo bipartidismo que tienen sus más y sus menos en los juzgados; dos políticos profesionales que provienen de familias de políticos profesionales. En estas circunstancias, el próximo pleno se anuncia como un “Sálvame” en directo lleno de reproches, recriminaciones en lo personal y el recurso al “y tú más”.
Desde Podemos Granada, no vamos a participar en este bucle. Nuestra tarea es otra: queremos dejarnos la voz en el esfuerzo para que la ciudad sea escuchada.

Deja un comentario

Finalidad:  Dejar un comentario en la web

Legitimación: Tu consentimiento
Destino: Tus datos se guardan en los servidores donde esta alojada esta web

Derecho: Podrás ejercer tu derecho a acceder, modificar o eliminar tus datos